Inspección técnica de edificios (ITE)

¿Qué es la Inspección técnica de edificios (ITE)?

La Inspección técnica de edificios (ITE) tiene como objetivo controlar periódicamente que los edificios de vivienda colectiva se mantienen en buen estado y que los propietarios cumplen con el deber de conservar y rehabilitar sus inmuebles. A partir del informe del técnico, la Generalitat expide el Certificado de aptitud del edificio, que es el documento administrativo que garantiza que se ha superado la inspección. La inspección es únicamente visual y se hace sobre aquellos elementos accesibles del edificio. No tiene por objeto detectar posibles vicios ocultos ni prever causas sobrevenidas, pero se puede concluir la conveniencia de una diagnosis posterior más cuidadosa. La inspección la llevará a cabo un arquitecto, que realizará un informe de inspección, y deberá ser contratado por los titulares del edificio a inspeccionar. La estructura del informe consta de la siguiente información:

  • Datos del solicitante de la ITE.
  • Datos relativos al edificio.
  • Descripción del sistema envolvente.
  • Descripción del sistema estructural.
  • Descripción del sistema de instalaciones.
  • Deficiencias detectadas.
  • Relación y calificación de las deficiencias detectadas.
  • Estado general del edificio según las deficiencias detectadas.

El informe de la ITE debe detallar las deficiencias detectadas en los diferentes elementos del edificio de la siguiente manera:

1. Deficiencias graves: por su importancia, deben corregirse en un plazo determinado. Es necesario indicar si conllevan un riesgo para las personas y detallar que medidas de seguridad a adoptar.

2. Deficiencias leves: son aquellas que, sin ser graves, hacen necesaria la realización de trabajos de mantenimiento para evitar el deterioro de una parte o la totalidad del edificio.

Calificación del estado general del edificio.

El informe técnico deberá calificar el estado general del edificio en una de las siguientes categorías: 1. Muy grave: deficiencias que afectan a la estabilidad del edificio y representan un peligro para la seguridad de las personas. 2. Con deficiencias graves: deficiencias que ,por su importancia, deben corregirse. 3. Con deficiencias leves: deficiencias producidas por falta de conservación. Hay que efectuar trabajos de mantenimiento para evitar el deterioro del edificio. 4. Sin deficiencias: no se aprecian deficiencias.

¿Qué hacer si se detectan deficiencias en la ITE?

1. Si se califica el estado general del edificio de “muy grave”:

  • Adoptar inmediatamente las medidas de seguridad indicadas para evitar situaciones de riesgo para las personas.
  • Corregir las deficiencias indicadas en el informe en el tiempo establecido en el informe.

2. Si el estado general del edificio presenta “deficiencias graves”:

  • Adoptar inmediatamente las medidas de seguridad indicadas para evitar situaciones de riesgo para las personas.
  • Corregir las deficiencias indicadas en el informe en el tiempo establecido en el informe.
  • Una vez finalizadas las obras, solicitar a la agencia la expedición del certificado de aptitud, presentando el informe de inspección técnica y el certificado final de obra.

3. Si el estado general del edificio presenta “deficiencias leves”:

  • Habrá que llevar a cabo los trabajos de mantenimiento indicados en el informe.

4. Calificación del estado general del edificio “sin deficiencias”:

  • Ninguna actuación.

¿Cómo se obtiene el Certificado de aptitud del edificio?

El Certificado de aptitud del edificio lo emite la Generalitat en aplicación del Decreto 187/2010, de 23 de noviembre, sobre la inspección técnica de los edificios de viviendas. A través de la Agencia de la Vivienda de Cataluña, calificará el edificio de apto, o no apto:

  • Apto: cuando el estado general del edificio se califique sin deficiencias o con deficiencias leves.
  • No Apto: cuando el estado general del edificio sea calificado como muy grave.

Procedimiento

Para obtener el Certificado de aptitud del edificio expedido por la Agencia de la Vivienda de Cataluña, se debe aportar el original del informe de la Inspección técnica del edificio (ITE) según modelo normalizado, debidamente cumplimentado por el arquitecto, visado por el Colegio de Arquitectos de Cataluña. En el caso de que el informe de la ITE califique el estado del edificio “con deficiencias graves” o “muy graves” se deberá aportar, además, el certificado final de obra del arquitecto que ha dirigido las obras para subsanar las deficiencias que acredite su correcta realización y finalización.

Plazos

La Agencia de la Vivienda de Cataluña ha establecido un programa de inspecciones que hace obligatoria la ITE según la antigüedad de los edificios:

  • Anteriores a 1930: hasta el 31 de diciembre de 2012
  • Entre 1931 y 1950: hasta el 31 de diciembre de 2013
  • Entre 1951 y 1960: hasta el 31 de diciembre de 2014
  • Entre 1961 y 1970: hasta el 31 de diciembre de 2015
  • A partir de 1971: hasta el 31 de diciembre del año en que el edificio alcance los 45 años de antigüedad

La antigüedad de los edificios se puede acreditar por cualquier medio que sea válido en derecho. Más allá de los plazos máximos por antigüedad del edificio, los ayuntamientos pueden declarar la obligación de la ITE en los siguientes casos:

  • Situaciones de riesgo
  • Deficiencias estructurales, constructivas o de las instalaciones
  • Edificios situados en áreas de conservación y rehabilitación previstas en la ley del derecho a la vivienda
  • Cualquier otra causa debidamente justificada

El Certificado de aptitud del edificio tiene una validez de 10 años.

Cuadro de tarifas ITE

A continuación, le presentamos las tarifas aplicables a las ITE todos los municipios del área metropolitana de Barcelona y las comarcas del Baix Llobregat, el Maresme, el Vallés Occidental y el Vallés Oriental.

A estas tarifas se les deberá aplicar el IVA.

Y, si lo desea, también puede descargar nuestras tarifas:

Descargar tarifas Control Tècnic
UA-41417208-1