Inspección Técnica de Edificios (ITE)

¿Para qué sirve la Inspección técnica de edificios (ITE)?

La Inspección Técnica de Edificios sirve para controlar periódicamente el estado de conservación de los edificios. A medida que envejecen, los edificios pueden presentar deficiencias que supongan riesgos para las personas. Por eso es importante garantizar su rehabilitación y conservación.

¿Cómo se realiza la ITE?

La Inspección Técnica del Edificio debe realizarla un arquitecto o un aparejador. Se trata de una inspección visual que sirve para determinar el estado del edificio y calificar sus deficiencias. En el informe que se realiza tras la inspección también se orienta a los propietarios acerca de qué obras y actuaciones de mantenimiento deben realizar.

El informe se elabora de acuerdo con el modelo normalizado y el formato aprobados por la Agencia de Vivienda de Cataluña.

El Certificado de Aptitud del Edificio

Según las deficiencias detectadas en el informe, los propietarios podrán obtener distintos tipos de certificados de aptitud.

Si el edificio se encuentra sin deficiencias o con deficiencias leves, podrá ser declarado apto y no deberá volver a pasar la inspección en 10 años. Si presenta deficiencias importantes, podrá ser declarado apto provisional con informes de verificación cada dos años, durante una vigencia de 6 años.

En el caso de que el edificio tuviera deficiencias graves o muy graves, habrá que tomar medidas cautelares, con informes de verificación anuales durante tres años. Si a pesar de tener deficiencias graves o muy graves no se tomasen medidas cautelares, se denegará el Certificado de Aptitud.


Generador de presupuesto ITE online

0 viviendas
0 m2

¿Tiene alguna duda? ¡Consúltenos sin compromiso!